Lady Marmalade

Publicado por
Lady Marmalade

Hoy quiero dedicar este post a la Reina de las confituras: la mermelada.

La mermelada, además de inspirar la famosa canción de Moulin Rouge ;) , es un producto común en nuestras casas y principalmente, en nuestros desayunos. Pero así todo, es uno de los productos más desconocidos de nuestras cocinas. Sabemos poco de ella y la utilizamos para mucho menos de lo que podríamos.

¿Cuál es su origen? ¿Qué uso le podemos dar a parte del tradicional? Acompáñame en las siguientes líneas y respondamos juntos a estos interrogantes.

María Estuardo, Reina de Escocia 1542-1587

Como sucede siempre que un invento triunfa, la mermelada tiene varios países que luchan por su paternidad. Por un lado, están nuestros vecinos los portugueses que dicen que ellos la inventaron. No obstante, la palabra mermelada viene de la portuguesa marmelada que significa "confitura de membrillo"

Por otro lado están los belicosos británicos que mantenían estrechas relaciones comerciales con Portugal y que tienen una historia a la altura de la confitura (nunca mejor dicho).

Cuenta la leyenda que el médico de la reina escocesa María Estuardo, mezclaba naranjas y trozos de azúcar para combatir los mareos que sufría esta por su enfermedad y para paliar también su déficit de vitamina C. Dado que en la corte de la Reina el francés era una lengua muy utilizada por el largo tiempo que aquella pasó en Francia, cuando María Estuardo estaba enferma los miembros de su corte decían Madame est malade (Madame está enferma) y de ahí surgiría la palabra inglesa Marmalade. ¿Curioso, verdad? La pobre María no acabo muy bien pero seguro que la mermelada le ayudó a endulzar parte de sus aciagos días en las mazmorras de la reina Isabel I de Inglaterra. ;)

Muchos, yo incluido, utilizamos la mermelada únicamente para dar color a nuestras tostadas y a nuestros desayunos. Pero, ¡hay mucho más que lo que alcanza la vista!

Mermelada para salsas

La mermelada es perfecta para preparar una rica salsa que sirva de compañera de carnes y pescados. Simplemente, añade una cucharada de mermelada en una sartén junto con un poco de mantequilla o nata liquida, espera a que cueza y deja la mezcla unos 5 minutos. Y ¡ya está lista para degustar! Si la prefieres más fina puedes colarla.

Imagen de jlastras en flickr.com con licencia CC

Mermelada con foie

¿Has probado esta sabrosa combinación? El dulzor de la mermelada combina de manera perfecta con la grasa del foie. Es ideal para hacer un rico pintxo depositando sobre un crujiente pan tostado, un poco de foie y una cucharadita de mermelada.

Como aliño de ensalada

En un bol mezcla una cucharadita de mermelada con aceite y vinagre. Remueve bien y pruébalo. Tus ensaladas nunca volverán a ser lo mismo.

Y para los más golosos de la casa…

Batido de mermelada

Una manera muy sana, sencilla y sabrosas de preparar un rico batido. Simplemente, añade en una batidora helado de nata, unas cucharadas de mermelada del sabor que quieras darle al batido, y leche fría. Bate todo bien hasta que quede todo líquido y ¡bon apetit!

Imagen cortesía de Rawich en FreeDigitalPhotos.net

¡Ahora es tu turno! Anímate a probar en casa alguno de los usos diferentes que se pueden dar a nuestra amiga la mermelada. Seguro que tienes botes en casa muertos de risa que no sabías que se pueden convertir en el ingrediente secreto de tus platos más ricos.

¿Conoces algún uso diferente que podamos darle a la mermelada? ¡No te olvides de compartirlo con todo@s! ¡Ah! Y si te animas con algunas de las propuestas, ¡mándame una foto del resultado! Me encantará verlo. :)

¡Nos leemos!

Tags: mermelada

2672 Comentarios